lunes, 29 de agosto de 2016

Los terceros Juegos de Paulo

A veces, cuando leemos un diario, buscamos una firma. Lo hacemos porque nos gusta ese periodista. Otras veces, lo que nos gusta del periódico es esa sensación de que siempre informa bien. Quién firme las informaciones "es lo de menos". Hemos seguido la completa cobertura olímpica de La Voz de Galicia. El resumen podría ser que ha contado lo relevante al tiempo que ha informado muy bien de los deportistas gallegos. Ayer repasamos esa cobertura y... ahí estaba Paulo Alonso Lois. Era una constante. De la delegación de Ferrol —desde 2000 en Deportes— a enviado especial a Río. Desde luego, ha aprovechado muy bien el tiempo y los lectores han salido ganando: crónicas, entrevistas, análisis, fotografías... Un excelente seguimiento a los gallegos. Y más, porque también ha puesto su mirada en otros atletas españoles y extranjeros. Vamos a mostrar algunas de sus informaciones.

Pero antes, Paulo nos resume su experiencia:

"El viaje a Río comienza unos dos años antes de los Juegos con la petición de las acreditaciones al COE, el encargado de gestionar los pases de la prensa escrita. Se intensifica entonces el seguimiento a los deportistas gallegos con más posibilidades de competir en Brasil. La lista empieza con casi un centenar de nombres y se va afinando hasta los 16 definitivos. En mayo del 2015, el COE concede una acreditación E (con acceso a todas las sedes y eventos) a La Voz de Galicia, que ya había estado presente con varios enviados especiales en varios Juegos anteriores.

A continuación la organización de Río 2016 ofrece a los medios una serie de alojamientos oficiales. ¿Qué aportan? Un teórico blindaje a la inflación de la burbuja olímpica y la disponibilidad del transporte oficial y gratuito en autobús desde un punto próximo a las principales sedes. La Villa de Periodistas del Pontal, muy próxima al Parque Olímpico de Barra de Tijuca, pero a 50 kilómetros de algunos estadios, es una de las mejores opciones. Aunque, en unos Juegos con sus sedes dispersas por una ciudad inmensa, resulta complicado elegir. Para la prensa, al final, tantas horas en el autobús (al menos esta vez con wifi) se convierten en una mezcla de tiempo de descanso, con breves cabezaditas, y trabajo.

Por la experiencia anterior de los Juegos de Pekín 2008 y Londres 2012, la labor previa al viaje a los Juegos resulta fundamental para exprimir luego los veinte días sobre el terreno. No solo de documentación y de trabajo previo, sino de establecer una cierta confianza con los principales deportistas a los que seguiremos. Ya en Río, toca volcarse con los deportistas gallegos. Como van compitiendo de forma escalonada, al mismo tiempo se pueden cubrir algunos grandes eventos, como la titánica pelea de Nadal en el tenis. Y gestionar entrevistas personales con algunos referentes de los Juegos (Andy Murray, Mireia Belmonte, Garbiñe Muguruza, Felipe Reyes, Marc López, Bruno Hortelano, Chuso García Bragado, Toni Nadal...) y personajes entrañables para el deporte gallego, como el exfutbolista Bebeto, que aporta su visión sobre el evento como exdeportista y actual diputado estatal.

Al acabar el día, cierra el trabajo una columna diaria sobre el ambiente olímpico en Río. Como en Pekín, pero de la manera contraria, el desfase horario condiciona todo el trabajo diario tanto en Brasil como en Galicia. En Río el despertador suena a las 6 y el cierre debe estar listo entre las 5 y las 7 de la tarde (entre 10 y 12 en la redacción central de La Voz en Sabón). El resto de la jornada (ya de noche en el invierno carioca) toca preparar el trabajo del día siguiente. El trabajo del equipo especial de La Voz para los Juegos se plasma en el fantástico suplemento especial olímpico que cada noche sale de la rotativa de Sabón y permite que luzcan las piezas y las fotos que el enviado especial manda desde Río. Un desafío profesional y un placer (posibles gracias a la confianza del periódico y su apuesta por los Juegos) que uno siempre piensa que quizá no podrá volver a disfrutar en la vida". 


Te puede interesar...

Blog Widget by LinkWithin