viernes, 20 de marzo de 2015

Relato de dos secuestros

Fueron, sin duda, dos grandes portadas. Porque contaban algo esperado, importante.


Los dos protagonistas (mejor, los tres, porque no podemos olvidar al fotoperiodista Ricardo García Vilanova) han permanecido un año en silencio. En un prudente y admirable silencio para no poner en peligro la vida de otros. Ese peligro ha pasado. Y Marc Marginedas (en El Periódico) y Javier Espinosa (en El Mundo) nos han contado a lo largo de esta semana su cautiverio. El suyo y el de tantos colegas. Dos modos de contar. Dos crónicas estremecedoras. Y mucho, muchísimo sufrimiento. Parece que siempre ajeno (cuesta imaginar el vivido por Foley, por Kassig...), porque los dos, testigos privilegiados, tienden a "desaparecer" de la historia. Algunos no pueden contar los hechos porque fueron asesinados. Marc y Javier (y Ricardo) sí. Una vez más, bienvenidos. Y gracias. Por el brutal perfil de vuestros captores. Por vuestro homenaje a los otros. Por vuestro ejemplo.

Estas son las historias.Ya están contadas. Ahora, aunque suene poco periodístico, es hora de que Marc y Javier sigan adelante con sus vidas, con su trabajo. Marc, buen amigo, nos contaba ayer que ha recibido cerca de cuarenta peticiones de entrevistas. Por eso, terminamos esta entrada con el texto que publicó Pedro Simón en El Mundo: A la mierda el periodismo


Te puede interesar...

Blog Widget by LinkWithin