jueves, 28 de agosto de 2008

Qué poco cuesta enseñar

Algunas informaciones, como la que publicó el 21 de agosto Diario de Navarra, sorprenden al lector. Que muera una persona atragantada por un pincho no es normal. Tampoco suele ser habitual que un diario, tras un hecho de esa naturaleza, ofrezca de inmediato una página de información servicio. Se la debemos a Marcos Sánchez.

1 comentario:

Caravinagre dijo...

¡Qué bueno! Es un reportaje magnífico. La tortilla del Cordovilla es inmensa, tan grande que asusta.

Y sí, qué poco cuesta enseñar.

Te puede interesar...

Blog Widget by LinkWithin