miércoles, 23 de abril de 2008

Va de ministros

Hace unos días el presidente del Gobierno anunció lo que media España esperaba: los ministros. Ese hecho ha proporcionado buenos ejemplos de cómo localizar la información.

Uno, parecido al que días pasados ofrecimos de El Correo, lo publicó Diario de Burgos, que se lamentaba de la "mala suerte": esta vez no habrá burgaleses en el Consejo. La doble la elaboró Raúl Briongos, que nos la comenta: "Como suele ser habitual en esto del periodismo, la idea del reportaje surgió de un chispazo. Estábamos analizando en la Redacción las posibilidades reales de que un burgalés, en este caso Octavio Granado, alcanzara tal rango y pensé en hacer un repaso a los otros burgaleses que habían sido ministros. Para hacer más atractivo el texto, además de analizar las luces y sombras de su etapa al frente de los respectivos ministerios, creí conveniente describir cómo se habían tomado la noticia de su nombramiento. Por desgracia y en buena medida por los tiempos que marca la actualidad diaria, en el caso de Luis Atienza no lo logré y aunque pude hablar con familiares directos, ninguno de ellos sabía nada al respecto".



Otro ejemplo lo encontramos en Hoy, que incide en que el ministro Corbacho es "de los suyos". Lo hace en un perfil y, al día siguiente, en una entrevista exclusiva:



Ángel Ortiz, ya habitual en este blog, nos cuenta que "lo de del nuevo gabinete ministerial fue un buen ejemplo de cómo corre la pólvora informativa. El viernes ZP dijo que comunicaría los detalles de su equipo el sábado por la mañana. Pero a media tarde saltó la noticia, en los digitales y alguna radio, de la segura ausencia de Caldera en los planes del presidente. Se abrió la veda. Después de ello, todo fue un reguero de nombres y cargos. Así es que el sábado Zapatero anunció muy pocas novedades, pues la práctica totalidad llegaron un día antes vía filtraciones. Nosotros sabíamos que Corbacho estaba en las quinielas y en cuanto salió su nombre pusimos en marcha la maquinaria. El sábado sólo pudimos contar lo mínimo, por las horas de cierre. El domingo ya publicamos un perfil más amplio, a partir de quienes en Extremadura y su pueblo más le conocen, pero seguimos buscándole a ÉL, pese a saber que no es fácil que un ministro recién nombrado se ponga al teléfono de un periodista para conceder una entrevista. El domingo tuvimos la fortuna de poder ‘cazarle’ y Celestino Vinagre, redactor de Mérida, publicó el lunes una entrevista de casi dos páginas. En honor a la verdad, fue providencial que 'el nuestro', el emigrante extremeño que hizo carrera política en Cataluña, fuese alcalde de una ciudad como Hospitalet, pues los ministros novatos, con escasa experiencia política, son infinitamente más reticentes, tímidos, cautelosos, prudentes... Celestino Corbacho no tuvo miedo".

El autor de la entrevista también nos ha narrado —ha titulado su mensaje "De Celestino a Celestino"— su experiencia: "Es un hombre cercano y se siente orgulloso de haber nacido en Extremadura'. 'No tendrá problemas en hablar cuando pueda con la prensa extremeña'. Fueron palabras de María Corbacho, la sobrina de Celestino Corbacho, el actual ministro de Trabajo e Inmigración, al diario HOY cuando, apenas doce horas después de que se oficializara su nombramiento, se inició la dura tarea de conseguir una entrevista con Corbacho antes de que prometiera su cargo. Nada fácil para un hombre que todavía era alcalde, presidente de la Diputación de Barcelona y diputado en el Parlamento catalán... y tenía que renunciar a todos esos puestos, con dos viajes a Madrid para preparar su llegada al Ministerio, por medio, y recibiendo infinidad de llamadas. Busqué la mediación de María y el ministro emigrante extremeño cumplió su palabra. Habló sin problemas, de lo profesional y lo personal, y con una afabilidad extraordinaria. ‘Hola, tocayo, cuando quieras empezamos la entrevista’, me comentó el domingo a media tarde, cuando iba en AVE de Barcelona a Madrid, lo que provocó tres cortes en la línea telefónica. Pero al final, objetivo cumplido: los lectores extremeños ya conocían mejor a su nuevo ministro antes que nadie. Y el lunes”.

Al pueblo del ministro se desplazó El Periódico de Extremadura. F. León escribe una página sobre la familia extremeña de Corbacho:

También El Periódico de Catalunya localizó el tema. Y lo hizo antes de que el presidente anunciara oficialmente el nombramiento como ministros de dos miembros del PSC (Chacón y Corbacho). 


4 comentarios:

ma dijo...

Buenos días. Descubrí el blog el lunes gracias a una compañera del periódico y me ha encantado. Gracias.

Nito dijo...

Ánimo con el blog! Hacéis un trabajo increíble!

felipe dijo...

Aprovechando que los dos últimos temas de labuenaprensa han sido ministros y seguimiento
os mando un ejemplo que aúna los dos. Lo ha publicado La Voz de Cádiz sobre la nueva
ministra de Igualdad, la gaditana Bibiana Aido.
Días 12,13,14,15 y 17 de abril:
12:Portada (título a cinco y gran foto a cuatro con la ministra sentada tomando café en su barrio de Cádiz), editorial y páginas 28 y 29 con la noticia, las reacciones, los antecedentes y un perfil.

13:Portada (título a 4 y foto a tres columnas con sus padres) Editorial de nuevo y página 37 con la noticia ampliada y una historia de la costumbre que tenía la flamante ministra de desayunar leyendo toda la prensa "en la mesa del fondo".

14: Portada título y foto a dos columnas. Y apertura del periódico, páginas 2 y 3, recogiendo la reacciones de sus compañeros, su padrino político y más información sobre su nueva tarea política.

15: Aunque la portada la ocupa (como en tantos periódicos del día) la noticia de Carme Chacón ordenando al ejército, Aido vuelve a aparecer en la portada con una pequeña foto prometiendo su cargo. También le vuelven a dedicar el editorial y le vuelve a dedicar un gran espacio en la página 28.

16:Descanso

17: Página 32 "Los 'olvidos de la ministra más joven ante los Reyes".

maj dijo...

Felipe, muchas gracias. Vamos a intentar conseguir esos pdfs para que todos puedan ver lo que tan bien describes.

Te puede interesar...

Blog Widget by LinkWithin