lunes, 31 de marzo de 2008

Estén donde estén

En días pasados hemos podido ver y leer varios casos de “estar con los nuestros”; es decir, de diarios pendientes de personas locales pero que, por trabajo u otras causas, no están en la región. Este tipo de seguimiento, tan propio del buen periodismo local, ayuda a asentar esa idea de que los periódicos pertenecen y fomentan una comunidad y de que están atentos a todo lo relacionado con su ámbito de difusión. 

Por ejemplo, el 25 de marzo Diario de Navarra ofreció a sus lectores dos noticias de este tipo. En la primera, se habla con un eurodiputado que se ha desplazado a Bután. En la otra, el periódico viaja hasta Soria para reunirse con dos futbolistas que juegan en el Numancia, líder destacado de la 2ª División.




También relacionado con el fútbol es el reciente ejemplo que extraemos de Mediterráneo. El Villarreal jugaba en casa del Levante y miles de aficionados se desplazaron para animar al equipo. El periódico estuvo con ellos.

El tercer caso lo sacamos también de Diario de Navarra, pues estos días publica una columna —por cierto, muy bien escrita— del gran montañero Iñaki Ochoa de Olza, de nuevo en el Himalaya. Es otra modalidad de estar pendiente de los “nuestros”: que los protagonistas se conviertan en los cronistas.


A propósito de estos recientes ejemplos, nos vienen a la memoria excelentes casos, que seguro irán saliendo en entradas futuras. Hoy nos gustaría ofrecer dos. El primero, también de Mediterráneo, trata del primer encuentro del diario con una persona que se se acaba de anunciar que ya "es de los nuestros". El 26 de abril se publica que hay nuevo obispo en Castellón, el 6 de mayo se ofrece la crónica del primer encuentro, el 7 de mayo la gran entrevista y el 8 de mayo se habla con sus amigos y se acude a los lugares que han marcado a Casimiro López Llorente.


El otro ejemplo que queremos destacar es más complicado: se trata de un caso de muy buen periodismo se mire por donde se mire: por estar pendiente de una persona, por el seguimiento, por la investigación... El 28 de setiembre La Vanguardia daba cuenta de la historia de Tania Head, la "impostora del 11-S".


Al día siguiente el relato sufre un cambio de tercio espectacular: la impostora es de Barcelona y se llama Alicia Esteve.




A partir de ahí, la verdad.


Toda la verdad.


Nada más que la verdad.

2 comentarios:

paco dijo...

Impresionante LV.

eva dijo...

Un 10 para LV.

Te puede interesar...

Blog Widget by LinkWithin