viernes, 31 de octubre de 2008

Remangarse

Iñaki Makazaga es un periodista inquieto, todoterreno. Le gusta emplear sus vacaciones en ayudar en proyectos de cooperación. Es un fiel visitante de América Latina. Y aprovecha el tiempo, porque además de remangarse, invierte esas semanas en ver, tomas muchas notas, sacar fotos y escribir. Estos días hemos visto dos temas, uno en El País y otro en Público.



El primero se publicó el pasado 18 de octubre, en el suplemento "Tierra". Iñaki nos ha contado lo siguiente: "Para escribir el tema de el basurero recorrí los diferentes distritos que bordean al recinto durante tres largas horas. Durante ese tiempo visité en sus propias chabolas a más de quince mujeres que días tras día acuden al vertedero para remover la basura y encontrar algo que vender en los mercados de reciclaje. Un lugar en el que no entra ni la policía. En el recorrido me acompañaban dos señores y un señor mayor a modo de hombre de seguridad. No iba armado, su estrategia ante un asalto sería 'platicar'. Y así fue. A las dos horas un borracho me localizó al pasar por un pasillo largo de chabolas. Me esperó. Y me lanzó un: dame todo lo que tengas de valor o te mato. Estaba eufórico, armado y le gustaba mi cámara de fotos. Por suerte, una señora que nos esperaba en su casa salió a nuestro encuentro y nos cobijó en su chabola de puerta metálica. Se llamaba Milagro. A la salida reapareció el asaltante. Salimos corriendo por el laberinto de casa de cartón y chapa. Por una de las calles nos avisaron de que no cruzáramos, pues había un tiroteo. La gente corría en dirección contraria a la nuestra. Al final, vimos la luz del cielo de nuevo en una gran avenida. Estábamos a salvo. Era la puerta del basurero. Todavía me quedaba una hora de recorrido. Entré al basurero por la ventana de una casa, tomé varias fotos y seguí visitando gente. Terminé el día con el olor a basura tatuado en la piel, moscas revoloteando la cabeza y el ritmo cardiaco disparado".

"El tema se lo ofrecí a El País antes de ir. Les gustó el enfoque. A la vuelta me pidieron más datos sobre el impacto de la basura en el millar de familias que viven rodeando al vertedero. Los conseguí. Edite todo el material, envié las fotos y me lo publicaron. El sábado pasado en el puerto viejo de Algorta compré el diario y allí me lo encontré. Una página con dos grandes fotos. Todo a color".


El segundo lo hemos visto el 27 de octubre: "El tema de las maras lo cerré durante el viaje. Contacté con personas de Naciones Unidas y del Ministerio de Interior guatemalteco para que me ofrecieran datos actualizados sobre las maras. Allí la prensa local todos los días abre con asesinatos, ajustes de cuentas y grandes redadas de la Policía a pandilleros, narcos o ladrones. Conseguí a través de una persona de Naciones Unidas un contacto para hablar con un ex pandillero que vivía escondido de las maras, la policía y el gobierno. Le entrevisté durante hora y media en los sótanos de un gran edificio. Allí trabaja como limpiabotas. Tenía 24 años, el cuerpo tatuado y un brazo inutilizado por recibir varios balazos durante un motín en la cárcel. Primero agachados me fue susurrando su historia. Después cambiamos de lugar ante la presencia de la policía secreta. Sentados en un bar continuó contándome su experiencia. Terminé realizándole varias fotos en un baño, pues no podíamos llamar la atención. Durante las fotos comenzó a entrar gente que, cabizbaja y en silencio, retrocedía al ver que se trataba de un marero. Nadie quiere líos con las maras. A la salida un grupo de hombres hacía cola en silencio. Ninguno nos miró a la cara. Al despedirnos me aviso de que no removiera mucho este tema y de que avisaría a los secretas que le vigilan para que no me sigan".

"La entrevista la edité en estilo indirecto y la completé con otra a un director de cine francés que presentaba en el Festival de Cine de San Sebastian un documental sobre las maras. Testimonio directo, datos actualizados y la visión europea de la realidad. Lo tenía todo".

5 comentarios:

el mejillon suicida. dijo...

joder, yo estuve este verano en Guatemala precisamente, hicimos un reportaje de violencia contra las mujeres, y no conseguimos colocarlo en ningún sitio...está claro que sin contactos no sirve de mucho...
en fin
muy buenos los reportajes..

Anónimo dijo...

qué grande Iñaki!
un abrazo,
Rafa Martín

Anónimo dijo...

Yo he estado en el basurero de la ciudad de guatemala y es impresionante. Una gran ayuda a esa gente la presta la gente que trabajan en Junkabal. Labor anónima pero efectiva

María Jose

Anónimo dijo...

La verdadera ayuda al basurero de guatemala la realizan organizaciones como Junkabal, que modestamente ayudan a esa gente. Yo he visto el basurero, impresionante y la labor que realizan en los asentamientos del basurero. También impresionante

Iñaki Mk dijo...

Gracias Rafa, te podré un mail

Te puede interesar...

Blog Widget by LinkWithin