jueves, 5 de junio de 2008

Gasol contra Jabbar

Nos gusta el baloncesto. Quizá por eso nos hemos leído el texto de la primera a la última línea. Hablamos de una información aparecida en la edición del lunes de marca.com. El tema, uno de los textos previos a la gran finalísima de la NBA: vuelve el clásico de los clásicos, los verdes y los amarillos, los Celtics y los Lakers. Una forma de abordar el asunto, una comparación. Pero no las actuales plantillas. Se enfrentan los quintetos de entonces y los de ahora.


Quique Peinado es el periodista que firma la información. Primero, frente a frente los cinco quintetos de Los Ángeles. ¿Se imaginan el duelo entre el mítico Abdul y Gasol?

Luego, turno para los dos equipos de Boston. Destaca el enfrentamiento entre el "Jefe" Parish y Garnett. Al tratarse de un diario electrónico, después de la información comienzan a llegar los comentarios de los lectores.



Quique nos ha narrado lo siguiente a propósito de su información: "La idea del artículo es bastante sencilla: el deporte en el que más vende la nostalgia es el baloncesto. Quizá porque en los 80 el basket marcó a toda una generación y ha sido el único momento de la historia de España (junto, quizá, ahora con Fernando Alonso) en el que el reinado del fútbol ha estado en peligro. Además, existe el debate constante sobre quiénes eran mejores, si los de entonces o los de ahora. Juntando estas dos cuestiones, lo ideal en un Lakers-Celtics era comparar.

La verdad es que el artículo es algo muy sencillito y, sobre todo, muy subjetivo. Son mis impresiones trufadas con unos pocos datos, en los que no me apoyo demasiado. Hay quien dice que la única manera de hacer paralelismos sobre distintas épocas es ceñirse a los datos (todos saben que Shaquille O'Neal sacaría de la pista a cualquier otro pívot de eras pretéritas por puro físico, pero Shaq ha ganado cuatro anillos y Bill Russell, nueve, por lo que Russell es mejor), pero yo creo lo contrario: todo son sensaciones. Entiendo, además, que los ochenta están idealizados porque todos los vivimos de pequeños (como yo) o de jóvenes, que es cuando somos más impresionables. Y que tendemos a sobreestimar el pasado siempre. Así que siempre hay debate y artícuos como éste, siempre, son interesantes.

Sinceramente, creo que he escrito muchas cosas mejores que este reportaje, pero como antes trabajaba en un medio minoritario (Gigantes del Basket), no se leían. Marca.com es un medio radicalmente distinto a una revista semanal, como es Gigantes, y todo lo que escribo ahora está menos meditado, por la inmediatez que requiere un web tan pegado a la actualidad. Por eso, ya que este reportaje me debió llevar menos de media hora, me hace especial ilusión que vuestro blog lo considere un ejemplo de buena prensa".

Ya habíamos puesto el punto y final a esta entrada cuando recibimos esta doble desde Badajoz.



Jon Cuesta, que abandera el diseño en Hoy, nos dice que la "doble página es un ejemplo de cómo un periódico modesto como el HOY puede, con ganas y planificación, montar un tema de interés nacional e internacional. La final de la NBA, que comienza este jueves, ha levantado muchísimo interés en todo el mundo y en España. Primero, porque se reedita un duelo muy ochentero, Lakers vs Celtics; segundo, porque por primera vez un español opta a ganar el anillo de campeón".

2 comentarios:

desaparecido dijo...

Leí el otro día este frente a frente pero me surgió la misma pregunta de siempre: ¿de veras es comparable el deporte de ayer y el de hoy? Otras reglas, otro estilo de juego, no existía tanto gimnasio...

Antes el baloncesto era bastante más técnico y preciso. No cabe duda que K.Garnett es un gran jugador, pero no creo justa la comparación con el 00 Parish (acabó su carrera con 43 años), ya que KG es músculo y potencia.

Sin embargo, Paul Pierce sale perdiendo con la muñeca de Larry Bird (oh mítico entre los míticos), y sin embargo The Truth va camino de convertirse también en leyenda de los Celtics, siendo uno de los jugadores más explosivos y mentalizados de la NBA del siglo XXI.

Como ejercicio periodístico, indudable su maestría y disfrutamos con ellos. Me vienen a la cabeza, por ejemplo, un posible Valentino Rossi-Ángel Nieto o un Rafa Nadal-Manolo Santana (¿en tierra batida o en césped?)

Por eso las leyendas, que por algo están en el Olimpo, mejor dejarlas donde están... por si acaso.

Inés Royo dijo...

Y lo que tienes ser de un grupo es que la apertura de deportes de La rioja ha cogido prestada la doble de Hoy...

Te puede interesar...

Blog Widget by LinkWithin